Karlos Arguiñano en Mi Mundo

No hay nadie que sea feliz, que tenga una cintura perfecta, dice el fantástico chef, amado en Argentina, Karlos Arguiñano; y luego de pasar por su restaurante creo que tiene razón.

Karlos Arguiñano restaurante
#KarlosArguiñano
#MiMundo

 

Día libre, sol, con Fede decidimos acercarnos a la localidad de Zarauz, o como se dice en Euskera Zarautz, para conocer el restaurante de Karlos Arguiñano, un cocinero que acompañó nuestros mediodías argentinos  durante cinco años, a través de Canal 13 de Buenos Aires.
 
Hacé clic en el video y mirá lo que he preparado, espero te guste.
 
 
 
 


Un restaurante en familia

Carlos tiene 7 hijos, uno de ellos, es una argentina que adoptó, así sin papeles sin rodeos y se la trajo de mayor a España. 
Eneko, el mayor es el Ma ître, quien nos contó un poco sobre el restaurante y la familia en general, él se encuentra a la cabeza del comedor. Zigor, el segundo, lidera la cocina como Chef y cuenta con la inestimable ayuda de María -la argentina, que se encarga de la Repostería. 
Martín, es responsable de la Cafetería, él nos atendió y nos contó la historia que hay detrás del Toldotxo, pintxo típico de Zarauz, ideado por Arguiñano.
 
Karlos Arguiñano restaurante
Toldotxo
Pintxo tipico de Zarauz
 
 
Joseba, también estaba en el bar junto a su señora, próximamente serán padres, él es el pequeño de los varones y digno heredero de la sabiduría y buen hacer de su tía Eva, que durante muchísimos años estuvo al frente de la Repostería del Restaurante. Joseba se encarga de la panadería y bollería del negocio y en 2013 abrió su propia bombonería en la Calle Mayor de Zarauz.
 
Karlos Arguiñano restaurante
Handmade chocolate
by Joseba Arguiñano
 
 
Para comer en lo de Karlos, hay que reservar, pero claro pensamos que al ser un lunes, en temporada baja, habría lugar.
 
¡¡¡Pues no!!!!! Estaba lleno, pero lleno. Así que, si deseas probar el menú degustación tienen que reservar llamando a este número +34 943 130 000.
 
Igualmente, con Fede no nos íbamos a quedar con ganas de sentarnos en la magnífica terraza de este antiguo palacete de 105 años, llamado Villa Aiala.
 
¿Qué comimos?
Nos sentamos en el bar, y pedimos diferentes pintxos calientes.
Más o menos unos 10 pintxos, postre y café, más bebida nos gastamos 40€ y terminamos saciados.

 

Karlos Arguiñano restaurante
Croquetas de jamón ibérico espectaculares
Con una bechamel ligera, reboce crujiente y
sobre todo un buen tamaño.
Karlos Arguiñano restaurante
Distintos pintxos, que nos aconsejó Martín Arguiñano
para que probemos

 

Karlos Arguiñano restaurante
 Brochetas de gambas con vinagreta de tomate.
La vinagreta le daba un sabor estupendo y venían acompañadas de patata panadera.
Un pincho fresco y sabroso.
Karlos Arguiñano restaurante
Petirrojo, es la marca de Arguiñano
Un pajarito con gorro de cocinero, y por supuesto, perejil en pico.
Karlos Arguiñano restaurante
Karlos Arguiñano restaurante
Hasta el último detalle
Así quedó el plato del Toldotxo
Karlos Arguiñano restaurante

 

Karlos Arguiñano restaurante
Para una golosa como yo
esta mini tarta con frutos rojos fue una delicia
 

Por qué amamos a Karlos, porque es un tío sencillo que luego de 40 y pico de años, sigue despertando a su mujer con el zumo recién exprimido.

Karlos Arguiñano restaurante

 

 
 
 
 
 
Si te gustó este post, visitá la sección de San Sebastián para que puedas conocer junto a mí los mejores lugares del País Vasco.
 
 
 
 
 
 
 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *